Tintín. Joven periodista belga protagonista de toda una saga de cómics creado por el historietista belga Georges Remi, más conocido como Hergé. En sus aventuras, Tintín recorre el mundo acompañado en todo momento de su perro Milú, un fox terrier de color blanco, al tiempo que le acompañan otros personajes, como el capitán Haddock, el profesor Tornasol o los inefables e inseparables detectives Hernández y Fernández (Dupont y Dupond en el original).

A lo largo de los 24 álbumes que componen la saga de las aventuras de Tintín se pueden observar un buen número de vehículos de la época, desde 1930 hasta 1976, por lo que nos encontramos con un auténtico repaso a muchos de los modelos más emblemáticos de esas 4 décadas. El 33º Salón del Automóvil de Barcelona, coincidiendo con el centenario del nacimiento de Hergé (1907-1923), presentó una exposición con algunos de estos modelos, situándolos dentro del contexto de las aventuras del periodista belga del tupé.


La primera aventura del joven reportero aparece en 1930, Tintín en el país de los Soviets. Es el único álbum en blanco y negro de la serie de aventuras de Tintín, y como el propio título indica, su acción se desarrolla en la Unión Soviética. El coche que conduce Tintín en el álbum, y el primero que nos encontramos en la exposición, es un Amilcar CGSs, un modelo construido entre los años 1926 y 1929, versión deportiva del Amilcar CGS y del que se construyeron unos 4.700 ejemplares. Apenas un año despues de comenzar la producción de vehículos, la empresa Amilcar ya ganó con uno de sus modelos la primera carrera de resistencia de 24 horas celebrada en el mundo. Pruebas clásicas como la Targa Florio o las Mille Miglia saben mucho de los éxitos deportivos de estos automóviles franceses.

 

Tintín en el Congo es el segundo álbum, publicado originalmente en 1931 en blanco y negro, y reeditado en color en 1946 con algunos cambios. El vehículo que el reportero belga conduce es probablemente el más popular de la historia de la automoción: un Ford T, que sobre el papel es de color negro (como D. Henry Ford manda), pero que en la exposición aparece en color azul, aunque eso sí, con todos los aditamentos del cómic: cajas varias y cámara de cine a cuestas. Poco se puede decir de este vehículo que no se sepa ya; fabricado desde 1908 hasta 1927, debió en gran parte su éxito a la bajada de precio que a través de una serie de políticas empresariales e industriales conseguiría que los 850 dólares de 1908 se redujeran hasta los 360 de 1916. Más de 15 millones de ejemplares, en carrocerías de todos los tipos, salieron de Detroit con destino al mundo entero.

La oreja rota, álbum que lleva a Tintín hasta Sudamérica en sus aventuras, fue publicado inicialmente en 1937, conociendo el color en la versión de 1943. El vehículo que en esta ocasión nos ocupa es un Ford V8 con carrocería de 4 puertas phaeton de los años 1936-1937. Hergé dibujo una versión algo especial de este modelo: se trata de un vehículo militar que incorpora una ametralladora. La versión exacta de la exposición es un V8 Phaeton DeLuxe del año 1936, equipado con el motor V8 221, de 3,6 litros. El Ford V8 se empezó a fabricar en el año 1932, y obtuvo un gran éxito. El Ford V8, en diferentes versiones de carrocería, aparecerá en otras aventuras de Tintín, como El Cetro de Ottokar y Las siete bolas de cristal


De La isla negra existen hasta tres versiones: la original de 1938, la coloreada de 1943 y una revisada de 1966. El coche de la exposición, un Triumph Herald de 1964, corresponde a la última versión, la de 1966, ya que en las dos anteriores el vehículo que conducen los turistas y que remolca una caravana en la que Tintín sube como pasajero, es un Vauxhall. El Triumph Herald inició su producción en 1959, alargando su vida hasta 1971, fabricandose en casi todas las carrocerías posibles, incluyendo el modelo descapotable que nos ocupa. El diseño corrió a cargo del italiano Michelotti, que firmó además el diseño de otros modelos de la casa británica como el TR4, el Dolomite, el Spitfire o el Stag. Equipado inicialmente con un pequeño motor de 948 cc, posteriomente montó motores de 1.200 y 1.300 cc.

   

La octava aventura del reportero belga es El cetro de Ottokar, publicada entre agosto de 1937 y agosto de 1938 en capítulos y reeditada en color en 1947. El vehículo representativo de esta aventura que aparece en la exposición es una motocicleta FN M90. FN es una marca de motocicletas belga, que inició sus actividades en 1900, finalizando las mismas en 1963. El modelo M90 inició su producción en 1931, y estaba equipada con un motor de 500 cc con válvulas laterales.

Las 7 bolas de cristal se publicó por capítulos inicialmente entre 1943 y 1945, aunque no aparecería publicado como álbum hasta 1948. En esta ocasión el coche que podemos contemplar en la exposición es un Lincoln Zephyr descapotable de 1939, y se trata del coche particular del capitán Haddock. La Lincoln Motor Company fue fundada en 1917, y comprada por Ford Motor Company en 1992, convirtiéndose en la marca de lujo por excelencia de Ford. El modelo Zephyr apareció en el mercado en 1936, y se fabricaría hasta 1942. Actualmente Lincoln continúa dentro del consorcio Ford y sigue fabricando un modelo Zephyr, aunque nada tiene ya que ver con el modelo de los años 30.

Tintín en el país del oro negro es el decimoquinto álbum de las aventuras del joven reportero, y tiene una historia curiosa. Se inició su publicación de la forma habitual, mediante capítulos semanales, en septiembre de 1939, pero el inicio de la Segunda Guerra Mundial provocó la desaparición del diario donde se publicaba (Le Petit Vingtième) en mayo de 1940. La aventura quedó así interrumpida. Curiosamente, unos meses más tarde, Hergé inició una nueva aventura, El cangrejo de las pinzas de oro. No sería hasta 8 años más tarde cuando Hergé decidiría continuar y acabar la historia, que hubo de modificar en la parte ya escrita para adaptarla a hechos acaecidos en los álbumes posteriores, publicándose definitivamente en 1950. Todavía veinte años más tarde, concretamente en 1971, aparecería una tercera versión más 'políticamente correcta', evitando alusiones al conflicto árabe-judío y al estado Palestino. De esta aventura aparecen en la exposición tres vehículos. El primero es un Citroën 5CV, concretamente un modelo T3-2, concocido popularmente como 'trèfle' (trébol), un tres plazas (dos delanteras más una trasera central) que fue fabricado entre los años 1924 y 1926, gozando de un gran éxito. El siguiente vehículo que podemos contemplar es un Jeep Willys, concretamente un modelo MB, del que se fabricaron más de 300.000 unidades entre 1941 y 1945. Tanto el Citroën como el Jeep son conducidos por los detectives Hernández y Fernández. El Jeep Willys surge ante la necesidad del Ejército de los Estados Unidos de un vehículo 'multifuncional con un peso inferior a 1.000 kilos y velocidad superior a 80 km/h destinado a labores de transporte, enlace y exploración por carretera y campo a través'. El primer prototipo es desarrollado en 1940 por la pequeña empresa Bantam, pero a petición del Ejército, tanto Ford como Willys Overland desarrollan sendos prototipos. Finalmente se conminó a Ford y Willys Overland a fabricar un vehículo que aunase las mejores características de sus respectivos prototipos, surgiendo así en 1941 el Jeep Willys en su primera versión, el MA. El tercer vehículo que podemos contemplar es un Bugatti 52 baby, un curioso 'juguete' con curiosa historia: en 1927 Ettore Bugatti construye para su hijo Roland, de 5 años, un coche de juguete, escala 1:2 de un Tipo 35 Grand Prix, dotado de un motor eléctrico que le permitía alcanzar casi los 20 Km/h, y con detalles en piel en su interior. En 1930 se construirían unas 150 unidades de este especial 'juguete'. En la aventura de Tintín, el Bugatti es un regalo de Mohammed Ben Kalish Ezab, Emir de Khemed, a su hijo, el pequeño y travieso Abdallah en su sexto cumpleaños.

El asunto tornasol aparece en el año 1956, y el argumento gira en torno al secuestro del Profesor Tornasol y su intento de rescate por parte de sus amigos Tintín y el capitán Haddock. El primer vehículo que podemos contemplar es un Simca Aronde, concretamente un taxi que los protagonistas toman en Ginebra. El Aronde es el primer diseño totalmente propio fabricado por Simca, y se fabricó entre 1951 y 1964, conociendo tres generaciones sucesivas: la primera, hasta 1955 y que corresponde al modelo que podemos ver, denominada 9 Aronde, una segunda, desde 1955 hasta 1958, 90A Aronde, y finalmente el P60 Aronde. En total se fabricaron sobre el millón cuatrocientas mil unidades, y gracias a él, Simca se convirtió a finales de los 50 en el segundo productor de automóviles en Francia. También podemos contemplar un Citroën 15/6, que utilizan los servicios secretos de Borduria para seguir a Tintín e impedir que llegue hasta el profesor Tornasol. En vista del éxito del Traction Avant, Citroën saca al mercado en 1938 el modelo 15/6, una evolución del modelo 11 con motor de 6 cilindros y 15CV fiscales (76 reales). Con ligeras modificaciones estéticas respecto al 11, se trata de un modelo 'alto de gama', que debido a su magnífico comportamiento rutero sería apodado 'reina de la carretera'. Con problemas, pues la Guerra entra en acción rápidamente, el modelo 15/6 será fabricado hasta el año 1956, recibiendo el relevo otro vehículo mítico: el DS. Nada más y nada menos que un Citroën 2CV es el vehículo utilizado por los detectives Hernández y Fernández en esta aventura para sus desplazamientos, y que aparece en otras aventuras. Poco podemos explicar del 2CV que no se sepa ya: en 1936, Pierre-Jules Boulanger lanza el proyecto para la construcción de un vehículo pequeño y popular. La Guerra se cruza por enmedio y no sería hasta 1948 que se presentaría oficialmente el que ha sido calificado como 'más que un coche, un estilo de vida'. Hasta 1990, en que la última unidad salía de las cadenas de fabricación, casi un total de 4 millones de 2CV se repartieron por el mundo entero. El último vehículo que podemos contemplar es un Lancia Aurelia B20. Conducido por Arturo Benedetto Giovanni Giuseppe Archangelo Alfredo Cartoffoli, de Milán, Tintín y el capitán Haddock intentarán atrapar con él al coche donde se encuentra secuestrado el profesor Tornasol. El Lancia Aurelia se presentó en 1950 y se fabricaría en varias versiones hasta 1956, siempre con motorizaciones de 6 cilindros en V. En concreto el modelo B20 es un coupé que montó inicialmente un motor de 2 litros y 80CV, pasando en 1953 a montar un motor de 2,5 litros que desarrollaba 115CV. Curiosamente el propio Hergé fue propietario de un Aurelia B20.

La primera edición de Stock de coque se publicó en 1958. Debido a algunas críticas que tildaron a Hergé de racista por algunas situaciones del cómic, en 1967 se realizó una segunda edición, intentado resultar menos polémica. Probablemente sea el cómic donde más automóviles aparezcan, ya que durante la ausencia de Tintín y el capitán Haddock de Moulinsart, Serafín Latón, un vendedor de seguros algo pesado, organiza en el jardín de la mansión la última etapa de una rallye. Entre otros podemos distinguir una Isetta, un Mercedes 190 SL, un Cadillac Eldorado, un Citroën DS, un Triumph TR3, un Porsche 356, un Alfa Romeo Giulietta, un Chevrolet Belair, el 2CV de los detectives y un BMW 502, que es el que podemos contemplar en la exposición. Presentado en el Salón de Ginebra de 1954, se trata de un elegante y lujoso coche con un motor V8 de 2.600 cc que posteriormente utilizó también un motor de 3.200 cc. Con la denominación 502 se fabricó hasta 1958, aunque con las denominaciones 2600 y 3200 seguiría en producción hasta 1964.